Alimentos recién cosechados

Al salir de clase nos lavamos las manos.


Cuando ya estamos en el comedor leemos las normas. No sólo se trata de comer, sino de crear un clima agradable y de respeto para que los niños estén a gusto en esta parte tan importante del día.


Al terminar la comida nos cepillamos los dientes y hasta la hora de ir a clase jugamos, pintamos, cantamos...

 

Desde el comedor queremos expresar la importancia de que no sólo damos de comer a los niños, sino que también promovemos y desarrollamos hábitos alimentarios y de higiene saludables.